Nuestra Señora de la Almudena es la patrona de la ciudad de Madrid y de la Archidiócesis de Madrid. Se venera en la Catedral de Santa María de la Almudena y su festividad se celebra el 9 de noviembre.

Origen y leyenda de La Almudena

En el año 712 el español rey godo Don Rodrigo fue derrotado en la batalla de Guadalete por los capitanes musulmanes Muza y Tariq que establecieron su dominación sobre Toledo y casi toda la Península tras una rápida conquista.

Madrid entonces era una insignificante villa de la que ni siquiera se conoce su antiguo nombre. Pero los musulmanes entendieron que Madrid era un lugar estratégico y establecieron allí una gran fortaleza.

Al conocer el inminente ataque, los cristianos decidieron salvar a la venerada imagen de la Virgen María, que según la tradición, había sido traída a esta villa por un discípulo del Apóstol Santiago en el año 38 de nuestra Era.

Con ese propósito escondieron la imagen de la Virgen en la muralla y dejaron dos luces para que la acompañaran.

Casi 400 años estuvo la villa bajo el mando musulmán del que recibió el nombre de “Magerit”

En 1085, Alfonso VI de Castilla, “El Bravo”, reconquistó Toledo y
Madrid.

D. Alfonso quiso recuperar la imagen y organizó un “Novenario” para que la
misma Virgen María los iluminase y encaminase sus pasos hacia el lugar donde se encontraba.

Así, el 9 de noviembre de 1085, último del novenario, se celebró una procesión a la que asistían, además de Alfonso VI de Castilla, el rey don Sancho de Aragón y de Navarra, el infante don Fernando y el famoso Cid Campeador, don Rodrigo Díaz de Vivar.

Al pasar por lo que hoy es la Cuesta de la Vega, se derrumbó por sí mismo un trozo de muralla y apareció la imagen de la Virgen con las dos velas encendidas… razón por la que la imagen tiene la cara “morena”.

A partir de este momento se conoció como Virgen de la Almudena, nombre de origen árabe, que tradicionalmente se había considerado que provenía de la palabra “al-mudy” (almudín), que significa “depósito de cereales”; pero arabistas e historiadores especializados coinciden hoy en que el nombre procede de la palabra “al-mudayna”, el antiguo recinto militar amurallado que ocupaba la colina donde hoy se asientan la Catedral y el Palacio Real de Madrid.

La imagen de La Almudena

Se cree que esta antigua imagen ardió en un incendio en la Iglesia de Santa María durante el reinado de Felipe II.

La imagen que se conserva actualmente en la catedral de Madrid es una talla en madera dorada y policromada, de estilo Gótico tardío, realizada posiblemente entre los siglos XV y XVI. Pudiera ser que la cabeza de la Virgen y sus manos así como la cabeza del Niño fueran las de la imagen aparecida en 1085.

Atribuida al círculo de Sebastián de Almonacid o bien a Diego Copín de Holanda, ambos escultores activos en Toledo a finales del siglo XV.

La imagen de la Virgen reposa en un trono de plata con dos grandes ciriales a su lado, también de plata, de estilo Barroco del año 1640. Enmarcada por un retablo gótico del siglo XIV, realizado por Juan de Borgoña y con adornos posteriores del s XIX.

El retablo, colocado en alto, es accesible mediante unas escalinatas que bordean un arco donde se encuentra la capilla funeraria de la reina María de las Mercedes de Orleáns, esposa de Alfonso XII, gran devota de la Virgen.

La Almudena, patrona de Madrid. Culto

A partir del día 9 de noviembre del año 1085 es considerada por el pueblo como Patrona de Madrid.

Aunque oficialmente no lo fue hasta que el Papa Pío X la declaró en 1908 Patrona de Madrid, señalando su fiesta el día 9 de noviembre y el Papa Pablo VI en 1977 patrona de la Archidiócesis de Madrid.

Sin embargo, sí hay documentos anteriores como uno del año 1640 perteneciente al archivo de la Catedral en el que se refiere a la Almudena como “la más antigua y única patrona de esta villa”.

Su culto tuvo el máximo reconocimiento en 1993 al inaugurar su Catedral el Papa San Juan Pablo II.

Corte de Honor de Santa María la Real de la Almudena

Unas décadas antes, al inaugurarse la Cripta de la que hoy es la Catedral de la Almudena en 1911 se trasladó allí la imagen de la Patrona después de unos años de peregrinaje por varios templos desde la demolición en 1868 de la Iglesia de Santa María, construida sobre la antigua mezquita.

La Infanta María Teresa, hermana del rey Alfonso XIII, vivía frente a la Cripta y visitaba a la Patrona diariamente por lo que se dio cuenta que la Virgen estaba casi tan sola como lo estuvo durante casi cuatrocientos años en el hueco de la muralla de Madrid… Acompañada, entonces, por dos velas encendidas.

La Infanta decide que hay que encender nuevas velas que acompañen a la Virgen y para ello crea la Corte de Honor el 25 de marzo de 1912 con la finalidad de velar a la Virgen.

Actualmente, la Corte sigue viva a pesar de unas épocas de menos esplendor en las que apenas podían cumplir con su misión de acompañar a la Patrona.

Su misión consiste primordialmente en dar culto a Santa María la Real de la Almudena, y extender su conocimiento a todo Madrid. Además realiza una obra de ayuda social a los más necesitados.

Planes para la fiesta de La Almudena

Sobre las 11 de la mañana se celebra una misa en honor a la Virgen de la Almudena en la Plaza Mayor seguida de la procesión a la Catedral.

La virgen va acompañada por las Damas de la Corte de Honor y las Congregaciones de la Real Esclavitud (fundada en 1640) y del Santo Rosario Cantado (fundado en 1758). Vestidos con las tradicionales mantillas y capas.

Durante todo el día (de 9 a 20h) se puede ver la ofrenda floral solidaria de colegios en la Plaza de la Almudena. También durante el día anterior y el posterior. Y una ofrenda especial la tarde del día 9 reservada para todas las mujeres que se llaman “Almudenas.”

Como todas nuestras festividades, es típico celebrarlas con un dulce: en este caso con la “Corona de la Almudena” que se puede encontrar en muchas pastelerías.

En caso de que tengas previsto trasladarte a Madrid en breve, en El secreto para instalarse en Madrid encontrarás toda la información relevante. Si, además, necesitas ayuda con la organización o, incluso que te acompañemos, revisa nuestros servicios.

Mientras tanto, puedes recibir información regular rellenando este cuestionario. Y si te parece útil, te agradecemos que la compartas.